Thursday, January 8, 2015

Otorgan Licencia de Conducir a Indocumentados

Más de Un Millón Podrían Beneficiarse

SACRAMENTO, CALIFORNIA (PR) – California es uno de los 10 lugares que ofrece licencias de conducir a personas que no cuentan con documentación de entrada a Estados Unidos. Los demás son Colorado, Connecticut, Distrito de Columbia, Illinois, Maryland, Nevada, New Mexico, Utah, Vermont, Washington. Unos 46.000 solicitantes ya habrían pasado por el departamento respectivo en California para acogerse a la medida, conforme fuentes extraoficiales. 


El Departamento de Vehículos de Motor de California emitió una serie de regulaciones de emergencia que determinarán cómo se otorgarán las licencias de conducir a los inmigrantes indocumentados bajo el Proyecto de Ley (AB) 60 de California. Las regulaciones de emergencia del DMV son válidas por 180 días.

En respuesta a sugerencias realizadas por la comunidad durante audiencias llevadas a cabo en Oakland y Los Angeles, las nuevas regulaciones aumentan los tipos de documentos que los inmigrantes pueden proporcionar para confirmar su residencia e identidad al aplicar para la licencia de conducir.

Por ejemplo, los sobrevivientes de actos de violencia doméstica ahora pueden presentar como prueba de residencia cartas en papel membrete de los albergues para víctimas de violencia doméstica, refugios para desamparados, organizaciones sin fines de lucro u organizaciones religiosas, empleadores o alguna agencia gubernamental de EE.UU. certificando que el solicitante vive en California.

Los solicitantes también podrán presentar documentos relacionados con un menor de edad para satisfacer los requisitos de residencia durante el proceso secundario de evaluación.

Aunque aún no se aplica a todos los solicitantes, aquellos de nacionalidad mexicana pueden presentar su tarjeta de identificación consular o pasaporte como única prueba de identidad en lugar de tener que presentar ambos documentos—lo cual representa un gasto de más de $128 por persona. La Coalición Drive California (Maneja California) seguirá trabajando con el DMV para que los solicitantes de otras nacionalidades también puedan aprovechar esta oportunidad.

“Hemos estado esperando este momento por veinte años y finalmente está a nuestro alcance”, dijo Luis Nolasco, quien trabaja con la organización de derechos civiles ACLU del Sur de California. “Gracias a la modificación del reglamento podemos avanzar y ayudar a los miembros de la comunidad a reunir sus documentos, estudiar para el examen y formar parte de la historia en enero.”

El esfuerzo de la comunidad también logró que el estado establezca sólidas protecciones contra el abuso, dijo la fuente. Agregó que “ahora necesitamos que la administración Obama siga los pasos de California para que se respeten los derechos y privacidad de todos los solicitantes. Esto implica garantizar la seguridad y protección de la información contenida en las bases de datos del DMV”.

El Proyecto de Ley (AB) 60 o Ley del Conductor Seguro y Responsable, beneficiará a todos los californianos al asegurar que todos los conductores comprueben su capacidad de conducir, tengan licencia y estén asegurados. Se espera que 1.4 millones de californianos indocumentados puedan aplicar para la licencia de conducir bajo esta nueva ley.

Historia

Antes del año 1994, todos los inmigrantes tenían acceso a una licencia de conducir en California, sin importar su estatus migratorio. Podían ir al trabajo, llevar a sus niños a la escuela, y hacer sus mandados diariamente sin temor de que los detuviera la policía.

Después de que el derecho a solicitar licencias de manejo fue revocado, a los inmigrantes no les quedó más opción que seguir con sus vidas diarias y manejar sin licencia. Desafortunadamente, esto ha significado multas, decomisos de autos, arrestos, y hasta deportaciones.

Por estas y muchas otras razones, los inmigrantes y sus aliados han pasado las últimas dos décadas organizándose y luchando para que se restaure el acceso a las licencias. El resultado de esta movilización fue que se aprobara el proyecto de ley de la asamblea AB 60, The Safe and Responsible Driver Act (La Ley del Conductor Seguro y Responsable), en el 2013.

Bajo esta nueva ley, empezando el 1 de enero del 2015, todo residente elegible de California podrá solicitar una licencia de conducir, sin importar su estatus migratorio.

Una licencia de conducir AB 60 tendrá distintivos visibles y no podrá utilizarse para propósitos federales, como entrar a zonas restringidas en instalaciones federales.

No comments:

Post a Comment